Tasa de alcohol en sangre: su impacto en el cerebro según la cantidad

La alcoholemia es la cantidad o tasa de alcohol en sangre después de haber ingerido bebidas alcohólicas. Cómo afecta el cerebro y el comportamiento.

tasa de alcohol en sangre

El alcohol o etanol es el principal ingrediente de las bebidas alcohólicas como la cerveza, el vodka, el fernet, el vino y el licor. Es un sedante muy potente, que deprime el sistema nervioso central y altera las funciones cerebrales. Disminuye los reflejos, afecta la percepción y reduce el campo visual, entre otros problemas. Por eso, sus efectos en la conducción son notables y varían en función de la cantidad ingerida. Te contamos qué es la tasa de alcohol en sangre o alcoholemia y qué pasa en el cerebro y en el cuerpo en general según la cantidad.

Para entender el concepto de tasa de alcohol en sangre es importante conocer cómo impacta en el cuerpo lo que ingerimos. Cuando tomamos una bebida alcohólica, el acohol es absorbido por el torrente sanguíneo y procesada por el hígado. Una bebida generalmente se define como un vaso de cerveza (12 onzas o 350 gramos), media copa de vino (5 onzas) o 1,5 onzas de whisky.

Pero el problema es que el hígado puede procesar alrededor de una bebida por hora: cuando la cantidad es superior, se produce una "intoxicación" que impacta en el cerebro. Es decir: si bebes más rápido de lo que tu hígado puede procesar, aparecerán los efectos de la embriaguez.

Justamente, es cuando se habla de alcoholemia, que representa el volumen de alcohol que hay en la sangre y se mide en gramos de alcohol por cada litro de sangre (g/l) o su equivalente en aire espirado.

Tasa de alcohol en sangre o tasa de alcoholemia

La alcoholemia es la cantidad de alcohol que hay en la sangre después de haber ingerido bebidas alcohólicas.

La evaluación de la tasa de alcohol en sangre o el control de alcoholemia es un examen que mide la concentración de alcohol en sangre de una persona. En general, es un test realizado por la policía de tránsito a conductores en controles aleatorios u otras circunstancias (como accidentes).

La tasa de alcohol en sangre se obtiene por medio de un porcentaje de la masa, la masa por el volumen o una combinación. Por ejemplo, un nivel de 0,3 de alcohol en sangre significa 0,3 g de alcohol por cada litro de sangre.

tasa de alcoholemia

Además de medirse la concentración de alcohol en una persona por extracción de sangre, también se mide el alcohol detectado por el aire espirado a través de aparatos específicos. La unidad utilizada es la de «miligramos por litro de aire», que en la práctica usual se convierte de manera convencional en «gramos por litro de sangre», multiplicando por el coeficiente 2.

Por ejemplo, 0,5 g/l de alcohol en sangre equivale a 0,25 mg/l de alcohol por aire. Sin embargo este test es menos preciso ya que la toma de medicamentos por inhalador o el uso de algunos enjuagues bucales con etanol pueden dar lugar a mediciones muy superiores a las reales, llegando a marcar entre 5,0 y 6,0.

  • Hasta con 0,5g/l aparecen alteraciones perceptivas y en la toma de decisiones, se subestiman la velocidad y el riesgo y se dan problemas y alteraciones en la coordinación motora y psicomotora.
  • Entre 0,5g/l y 0,8g/l la visión no se adapta bien a los cambios de luz, se dan la impulsividad y la agresividad y la somnolencia se incrementa.
  • Entre 0,8g/l y 1,5g/l la conducción es peligrosa por los problemas perceptivos (como la visión doble), la falta de atención, existe una peor percepción y se sobreestiman las propias acciones, dando lugar a un comportamiento impulsivo e impredecible.
  • La conducción es altamente peligrosa con una tasa de entre 1,5g/l y 2,5g/l, sufriendo graves alteraciones del control y la coordinación motra, problemas perceptivos y atencionales y el comportamiento es titubeante, impuslivo e impredecible.
  • Es imposible conducir con más de 3g/l, se califica como un estado de embriaguez profunda, estupor y progresiva inconsciencia. La posibilidad de un coma etílico nace en estos a niveles y en más de 4g/l. Existe un riesgo de muerte con más de 5g/l.

¿Qué significan los resultados del test de alcoholemia?

Los resultados del nivel de alcohol en la sangre se pueden dar de diferentes maneras, por ejemplo, el porcentaje de alcohol en sangre (BAC, por sus siglas en inglés). La precisión de los mismos puede estar afectada por el momento en que se realiza la prueba: sólo es precisa dentro de las 6 a 12 horas después del último trago.

Los resultados típicos del test de alcoholemia son:

  • Sobrio: 0.0 porcentaje de BAC
  • Legalmente intoxicado: Porcentaje de BAC 0,08
  • Ebrio: Porcentaje de BAC 0,08–0,40. Con este nivel de alcohol en la sangre, la persona puede tener dificultad para caminar y hablar. Otros síntomas son confusión, náuseas y somnolencia
  • En riesgo de complicaciones graves: Porcentaje de BAC por encima del 0,40. Con este nivel de alcohol en la sangre, la persona puede estar en riesgo de coma o muerte

Alcohol al volante: qué pasa en las rutas

La prueba de alcohol en la sangre mide el nivel de alcohol en la sangre. La mayoría de las personas conocen el alcoholímetro, un instrumento que los agentes de policía a menudo usan en personas sospechosas de conducir en estado de ebriedad. Aunque un alcoholímetro da resultados rápidos, no son tan precisos como las mediciones de alcohol en la sangre.

¿Por qué debe evitarse el consumo de alcohol al conducir? Porque el alcohol disminuye tus reflejos, altera tu percepción de las distancias, aumenta tu sensibilidad a la luz, reduce tu campo visual, entre otros efectos que pueden provocar accidentes

Hacer foco en la importancia de alejar el alcohol del volante es clave. El alcohol está implicado en el 30 y el 50% de los accidentes mortales, lo que lo convierte en uno de los principales factores de riesgo en la conducción. Podés leer: Inseguridad vial: ¿Sirve pensar en alcohol cero al volante?

¿Qué dice la ley sobre el consumo de alcohol al conducir? La ley prohíbe conducir:

  • Cualquier tipo de vehículo con más de 500 miligramos de alcohol por litro de sangre.
  • Motocicletas o ciclomotores con más de 200 miligramos de alcohol por litro de sangre.

Por su parte, los choferes de transporte de pasajeros, de menores y de carga tienen totalmente prohibido consumir alcohol, no importa su cantidad.

Podés leer:

magnifiermenu linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram