Cómo subir la autoestima: por qué es importante y cómo lograrlo

Encontrar la raíz del problema, animarse y proponerse metas son algunas de las recomendaciones. Leamos cómo subir la autoestima.

Más de una vez, por autoexigencia, inseguridad o por la presión misma del entorno, pasamos demasiado tiempo enfocados en las limitaciones, en los obstáculos, en lo que nos falta. Detenidos allí, nos distraemos y, tal vez, perdemos oportunidades. Tener la autoestima alta no tiene que ver con la soberbia sino con la seguridad personal y la confianza en uno mismo. Claves para conocer cómo subir la autoestima.

El punto de partida es iniciar un camino de superación personal, incorporando herramientas que nos ayuden a lograr un mejor manejo de las emociones. Es desde allí que podemos forjar una autoestima alta, que nos permita avanzar hacia de nuestros sueños y multiplicar oportunidades de bienestar y tranquilidad.

Cómo subir la autoestima

La autoestima alta es indispensable para ser feliz. Quienes se sienten insatisfechos con como son tienen más dificultades en sus relaciones interpersonales y son menos resilientes ante los obstáculos que presenta la vida.

Para aumentar la autoconfianza es importante hacer una inmersión en nosotros mismos y entender cuáles son las zonas en las que nos sentimos con la autoestima baja. Algunos consejos para arrancar el proceso hacia una mayor plenitud.

Autoestima alta

La autoestima refleja la visión que se tiene de uno mismo y para los expertos en psicología está compuesta por cuatro pilares: el autoconcepto, la autoimagen, el autorefuerzo y la autoeficacia. Trabajar sobre ellos es lo que permite que la persona se sienta más segura de sí misma.

1) Intentar sin miedo a fracasar

El gran factor que afecta a la autoestima es no animarse a hacer cosas por miedo a fracasar, de esta manera se genera un círculo vicioso que no permite que te realices como persona.

En el momento en que elegís evitar lo que te da miedo o ansiedad vas a notar una sensación inmediata de alivio pero, el problema es que esa conducta puede terminar convirtiéndose en un hábito. 

Se ha comprobado científicamente que la autoestima no depende del resultado de tus actos sino simplemente de que te animes a actuar. La autoestima aumenta cuando te enfrentás a las circunstancias, y disminuye cuando las evitás. ¡Así que no tengas miedo al fracaso y animate!

2) Identificar el origen de la baja autoestima

Como explica la psicología, para poder tratar problemas que suponen trabas en la vida, hay que encontrar la raíz del conflicto. Generalmente los problemas de autoestima se desarrollan durante la infancia y sus causas pueden ser muy distintas.

Canalizá a tu niño interior y rememorá cualquier situación que te haya hecho sentir vergüenza o angustia. Así vas a poder ir desenredando recuerdos y entrar el origen del problema.

3) Racionalizar los pensamientos negativos

"No voy a poder hacer esto porque me va a salir mal".

"No me va a servir arriesgarme porque ya se que voy a fracasar".

"La vez que lo intenté no me funcionó, me va a volver a pasar lo mismo". 

Estos son algunos de los pensamientos negativos que rondean la mente cuando querés hacer algo. Como si fuese un mecanismo de defensa, todos estos pensamientos saltan para obstaculizarte y generarte miedo, no se los permitas.

Esa voz interior es irracional. Suele interpretar cualquier situación de la peor forma posible, incluso cuando no hay pruebas objetivas para llegar a tu conclusión. Por eso, apenas detectes que te empiezan a revolotear esos pensamientos usá la razón, pensá cuán racional sería que eso que te imaginás pase de verdad.

4) Enumerá tus fortalezas

Combatí tus inseguridades haciendo una lista con tus fortalezas, todo aquello que sabés que te sale bien y que te dan un poco de seguridad.

Si te cuesta identificarlas pensá en logros que hayas conseguido en tu vida, por ejemplo, terminar el colegio, conseguir un título universitario, aprender a cocinar solo o lograr seducir a tu pareja. Una vez que los hayas enumerado asignales características a cada logro, en los ejemplos anteriores podrían ser la perseverancia, la curiosidad y la iniciativa. Éstas son tus fortalezas.

5) Perdón y autocompasión

Tenete compasión y perdonate errores del pasado, todas las cosas que te han hecho sentir vergüenza, que te han hecho inseguro.

La autocompasión consiste en tratarte a vos con la misma empatía con la que tratarías a un amigo tuyo. Significa ser comprensivo con vos mismo en lugar de criticarte y juzgarte.

cómo se sube la autoestima

Podés leer: Body Positive: el movimiento por la aceptación y valoración del cuerpo de la mujer

¿Qué es el autoconocimiento?

El autoconocimiento es un proceso que lleva tiempo y que implica animarse a asomarse a las luces y sombras que nos habitan.

Cuando uno enfrenta este desafío, poco a poco empieza a pasar de un estado de carencia, en el que pensamos que las oportunidades son pocas y para pocos, a un estado de abundancia, en el que aprendemos que hay posibilidades para todos. Y que son tantas que hasta sobrarán para lo que llegue luego.

La clave es que te animes a arriesgarte por más miedo que te genere una situación. Sin miedo a fracasar, lo importante es que lo intentes. Solo así vas a poder crecer y reforzar tu seguridad.

Te puede interesar:

ETIQUETAS:  
magnifiermenu linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram