Tumor cerebral: síntomas, causas y tratamiento

Los síntomas del tumor cerebral incluyen dolores de cabeza nuevos o cada vez más intensos, visión borrosa, pérdida del equilibrio, confusión y convulsiones.

Un tumor cerebral es una masa o bulto de células anormales que se encuentra en el cerebro. Puede causar diferentes signos y síntomas, dependiendo de dónde se encuentre y de la rapidez con la que esté creciendo.

Existen varios tipos de tumores cerebrales. Algunos tumores cerebrales no son cancerosos (benignos) y algunos tumores sí lo son (malignos).

Los tumores cerebrales se pueden originar en el cerebro (tumores cerebrales primarios) o el cáncer se puede originar en otras partes del cuerpo y luego extenderse hasta el cerebro (tumores cerebrales secundarios o metastásicos).

Los tumores cerebrales son ligeramente más frecuentes entre los hombres que entre las mujeres. Solo los meningiomas, que por lo general no son cancerosos, son más frecuentes en las mujeres

La rapidez del crecimiento de un tumor cerebral puede variar en gran medida. La tasa de crecimiento y la ubicación del tumor cerebral determinan cómo afectará el funcionamiento del sistema nervioso.

Las opciones de tratamiento del tumor cerebral dependen del tipo de tumor cerebral que tengas, así como también de su tamaño y ubicación.

cómo prevenir el cáncer

Podés leer: 10 maneras de bajar el riesgo de cáncer o reducir su mortalidad

Síntomas del tumor cerebral

Los signos y síntomas de un tumor cerebral varían en gran medida y dependen del tamaño, la ubicación y la tasa de crecimiento del tumor cerebral.

Los tumores cerebrales pueden aumentar la presión dentro del cráneo (conocida como presión intracraneal). Esto puede ser causado en sí por el crecimiento del tumor, hinchazón del encéfalo, o por bloqueo del flujo del líquido cefalorraquídeo

Entre los signos y síntomas generales que provocan los tumores cerebrales se encuentran los siguientes:

  • Nueva aparición o cambio en el patrón de dolores de cabeza.
  • Dolores de cabeza que progresivamente se vuelven más frecuentes y más intensos.
  • Náuseas o vómitos inexplicables.
  • Problemas de la vista, como visión borrosa, visión doble o pérdida de visión periférica.
  • Pérdida gradual de la sensibilidad o del movimiento en un brazo o pierna.
  • Dificultad para mantener el equilibrio.
  • Dificultades con el habla.
  • Te sientes muy cansado.
  • Confusión en asuntos diarios.
  • Dificultad para tomar decisiones.
  • Incapacidad para seguir órdenes sencillas.
  • Cambios en la personalidad o el comportamiento.
  • Convulsiones, especialmente en personas sin antecedentes de convulsiones.
  • Problemas de audición.

Pide una consulta con el médico si tienes signos y síntomas persistentes que te preocupan.

alcohol tabaco cáncer

Podés leer: El alcohol y el tabaco, los dos grandes hacedores de cáncer

Factores de riesgo

En la mayoría de las personas que padecen tumores cerebrales primarios, no es clara la causa del tumor. Sin embargo, los médicos han identificado algunos factores que pueden aumentar el riesgo de padecer un tumor cerebral.

Los factores de riesgo incluyen los siguientes:

  • Exposición a la radiación. Las personas que estuvieron expuestas a un tipo de radiación llamada «radiación ionizante» corren un mayor riesgo de padecer un tumor cerebral. Algunos ejemplos de radiación ionizante son la radioterapia usada para tratar el cáncer y la radiación causada por las bombas atómicas.
  • Antecedentes familiares de tumores cerebrales. Una pequeña cantidad de tumores cerebrales se presenta en personas con antecedentes familiares de tumores cerebrales o con antecedentes familiares de síndromes genéticos que aumentan el riesgo de padecer tumores cerebrales.

Causas del tumor cerebral

No existe una causa conocida responsable de la aparición de los tumores cerebrales malignos. Menos del 5% de gliomas tienen una historia familiar conocida, pero existen diversas enfermedades degenerativas cerebrales que predisponen a padecer gliomas.

No se ha demostrado que el uso frecuente de los teléfonos móviles sea causante de una mayor incidencia de estos tumores cerebrales

Los tumores cerebrales pueden desarrollarse a cualquier edad. A medida que la población envejece, el glioblastoma, el tipo de tumor cerebral más grave, es cada vez más frecuente entre las personas mayores.

Hay que distinguir entre los tumores cerebrales que empiezan en el cerebro o primarios y los tumores secundarios o metastásicos.

Podés leer: Basta de “larga enfermedad”: decir “cáncer” y erradicar los eufemismos salva vidas

Tumores cerebrales que comienzan en el cerebro

Los tumores cerebrales primarios se originan en el cerebro mismo o en tejidos cercanos, como las membranas que recubren el cerebro (meninges), los nervios craneales, la glándula pituitaria o la glándula pineal.

Los tumores cerebrales primarios comienzan cuando las células normales desarrollan cambios (mutaciones) en su ADN. El ADN de una célula contiene las instrucciones que le dicen a la célula lo que debe hacer. Las mutaciones indican a las células que crezcan y se dividan rápidamente y que sigan viviendo cuando las células sanas morirían. El resultado es una masa de células anormales, que forman un tumor.

En los adultos, los tumores cerebrales primarios son mucho menos frecuentes que los tumores cerebrales secundarios, en los que el cáncer comienza en otro lado y se disemina al cerebro.

Existen muchos tipos diferentes de tumores cerebrales primarios. Cada uno recibe su nombre según el tipo de células afectadas.

pelucas y maquillaje cancer

Podés leer: Lucir bien, sentirse mejor: por qué verse bien ayuda en la lucha contra el cáncer

Tumores cerebrales secundarios

Los tumores cerebrales secundarios se manifiestan con mayor frecuencia en personas que tienen antecedentes de cáncer. En casos poco frecuentes, un tumor cerebral metastásico puede ser el primer signo de un cáncer que se inició en otra parte del cuerpo.

En adultos, los tumores cerebrales secundarios son mucho más comunes que los primarios.

Cualquier tipo de cáncer puede esparcirse al cerebro, sin embargo, los tipos más comunes son los siguientes:

  • Cáncer mamario
  • Cáncer de colon
  • Cáncer de riñón
  • Cáncer de pulmón
  • Melanoma

Diagnóstico y tratamiento del tumor cerebral

Los tumores cerebrales se diagnostican estos tumores por medio de un examen neurológico y otras pruebas como imágenes por resonancia magnética, tomografía computarizada o una biopsia.

El tratamiento incluye desde la espera cautelosa (vigilancia sin administrar ningún tratamiento hasta que los síntomas se presenten o cambien) hasta cirugía, radiación, quimioterapia y terapia dirigida. Todo depende de cada caso y de múltiples factores.

La terapia dirigida usa medicamentos u otras sustancias para combatir células cancerosas específicas y que causan menos daños a las células normales. La mayoría de las personas, recibe una combinación de estos tratamientos.

Te puede interesar: 

ETIQUETAS:  
magnifiermenu linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram