Bioimpedancia: qué es, para qué sirve y cuándo se recomienda

Si quieres adelgazar o conocer tu exceso de peso, puede recurrir a la bioimpedancia: qué es y para qué sirve este estudio cada vez más usado.

bioimpedancia que es

Es una palabra difícil de pronunciar y que es probable que jamás hayas escuchado. Pero las nuevas tecnologías y la popularidad de los temas vinculados a la nutrición y al cuidado del cuerpo la ponen sobre la mesa. Por eso decidimos contarte todo lo que necesitas saber sobre la bioimpedancia: qué es, para qué sirve y por qué la empezarás a encontrar asociada a las balanzas de última generación.

La bioimpedancia es un estudio que analiza la composición corporal, indicando la cantidad aproximada de músculo, hueso y grasa. Es un método seguro, económico, preciso y no invasivo que proporciona datos sobre la composición corporal de una persona.

Se usa mucho para diseñar un plan de alimentación y/o de entrenamiento físico. Se puede hacer cada 3 o 6 meses para comparar los resultados y evaluar cómo evoluciona la composición corporal a partir de determinadas acciones.

La bioimpedancia es un examen o método de diagnóstico que permite medir en forma precisa la composición corporal, diferenciando lo que es masa grasa (tejido adiposo) de la masa magra o no grasa (músculos, huesos, órganos). Es un estudio muy valioso para entender con claridad los principales componentes de un determinado cuerpo con el fin de realizar tratamientos nutricionales más precisos y efectivos.

Bioimpedancia: qué es

Para entender cómo funciona la bioimpedancia o impedancia bioeléctrica, hay que conocer algunas cuestiones físicas, porque es una técnica que calcula el porcentaje de grasa sobre la base de las propiedades eléctricas de los tejidos biológicos.

Para ser más precisos, la bioimpedancia consiste en una corriente eléctrica de bajísima intensidad que recorre el organismo valorando su resistencia. Justamente, la resistencia depende del agua contenida en el organismo. Como el 73% de los músculos es agua, obteniendo ese dato y relacionándolo con otros -como edad, sexo y estatura- se puede calcular la masa muscular de todo el cuerpo.

La bioimpedancia eléctrica se fundamenta en la oposición o resistencia de las células, los tejidos o líquidos corporales al paso de una corriente eléctrica generada por el propio aparato. La masa grasa tiene una alta impedancia, es decir, ofrece una mayor resistencia al paso de esta corriente por la carencia de fluidos.

Bioimpedancia: para qué sirve

Al poder analizar en profundidad la composición corporal, la bioimpedancia permite evaluar las características de cada zona del cuerpo y relacionarlas con el diagnóstico y las estrategias médicas y/o estéticas apropiadas.

De hecho, es muy útil para realizar evaluaciones orientadas a la prevención y cuidado de la salud. Por ejemplo, permite conocer el volumen de grasa visceral, que es un valor esencial en la determinación del riesgo cardiovascular y metabólico que ese tipo de grasa genera.

Qué significa el resultado de la bioimpedancia

Es decir: la bioimpedancia se basa en la composición de algunos órganos. Tanto los huesos, como los músculos y los vasos sanguíneos son tejidos corporales que tienen un alto porcentaje de agua, lo cual permite y favorece la conducción de electricidad. En cambio, el tejido graso posee escasa conductividad eléctrica. Es así como este estudio permite discriminar unos de otros.

Balanza con bioimpedancia

Este tipo de examen se hace en balanzas especiales como Tanita, Omron o Inbody, que tienen placas de metal que conducen un tipo de corriente eléctrica débil que atraviesa todo el cuerpo.

Los equipos de bioimpedancia más modernos utilizan emisiones de 12 V en múltiples frecuencias de onda. Y es a través de ellas que pueden evaluar las masas corporales (masa muscular y masa grasa fundamentalmente) y determinar su cantidad y distribución.

Hay distintas marcas y modelos de básculas o balanzas de bioimpedancia, con más o menos funciones. La mayoría, además del peso actual, revelan la cantidad de músculo, grasa y agua. Además, muestran las calorías que ese cuerpo, con esa composición determinada, quema a lo largo del día según el sexo, la edad, la altura y la intensidad de la actividad física.

El método utilizado por la marca InBody, por ejemplo, es el Análisis de Impedancia Bioeléctrica (BIA) que divide el cuerpo humano en 4 componentes: Agua Corporal Total, Masa Grasa, Minerales y Proteínas.

Las nuevas tecnologías instalan fuertemente el tema de la bioimpedancia porque hay balanzas y estudios de multifrecuencia que permiten distinguir en detalle cuánto hay de masa muscular y de grasa corporal en brazos, piernas y tronco.

Las mejores balanzas o básculas de bioimpedancia son:

  • Balanza con bioimpedancia Omron.
  • Balanza bioimpedancia Inbody.
  • Balanza bioimpedancia Tanita.

Qué nos informa la bioimpedancia

Ya dijimos que el objetivo es medir la grasa corporal con básculas de bioimpedancia eléctrica. Una vez realizado el estudio, el profesional realiza un informe que contiene los siguientes resultados:

  • Peso actual y objetivo.
  • Índice de Masa Corporal (IMC) actual -para el diagnóstico del grado de obesidad- y objetivo.
  • Porcentaje y peso de la grasa del paciente, que es el indicador más importante para este tipo de estudio.
  • Peso de la masa magra: músculos, huesos y órganos.
  • Tiempo, duración y tipo de actividad física diaria para llegar al objetivo.

Cuál es el mejor momento para pesarse en una balanza de bioimpedancia

Según los expertos, lo importante es pesarse siempre a la misma hora, por la mañana, en ayunas, en ropa interior y con la vejiga vacía.

También conviene evitar pesarse si uno está constipado o no fue de vientre el día anterior. Lo ideal es tener el estómago vacío. Además, hay que pesarse con los pies descalzos, sin medias. Deben estar secos y sin elementos metálicos.

Preparación para un estudio de bioimpedancia

  • Debe estar en ayuno: la persona no tiene que haber comido en las últimas 4 horas. El estómago debe estar vacío.
  • No hay que bañarse antes de realizar el estudio.
  • Es importante orinar antes del estudio.
  • Las mujeres no deben estar menstruando.
  • Evitar la cafeína o el té por 24 o 48 horas.
  • No haber hecho ejercicios extenuantes 12 horas previas al estudio.
tipos de balanzas

Podés leer: Adelgazar caminando o haciendo dieta: ¿qué dice la ciencia?

Contraindicaciones o advertencias respecto a las balanzas de bioimpedancia

Los puntos en contra que se destacan respecto a los métodos de análisis corporal con métodos de bioimpedancia tienen que ver con la validez de sus resultados. ¿Por qué? Muchos dicen que no son muy fiables y que suelen ser variables entre una y otra medición.

El problema está en que los niveles hídricos del organismo cambian mucho durante el día o se ven afectados por distintos factores que van desde una comida hasta el ciclo menstrual en las mujeres. Incluso después de entrenar y transpirar puede cambiar mucho. Pero el dato que brinda, tomado con esa cautela, puede ser importante para monitorear un proceso de adelgazamiento.

Te puede interesar:

magnifiermenu linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram