11 beneficios de saltar en trampolín entre 10 y 30 minutos al día

Te contamos las increíbles bondades que tiene practicar esta actividad diariamente.

mini trampolin

Saltar en trampolín es una actividad muy divertida que, además, brinda muchos beneficios a nuestra salud. Es genial para perder peso, permite ejercitar las piernas y los glúteos, mejora la circulación y la capacidad cardiovascular y, entre otras cosas, ayuda a generar endorfinas. Son muchos los beneficios de pasar un rato en la cama elástica y sólo tiene algunas contraindicaciones o desventajas, que nos convocan a tener cuidados. Las enumeramos para disfrutar sin riesgos.

Saltar en trampolín: beneficios y contraindicaciones

Uno de los puntos a favor de saltar en trampolín es que no hay que pasarse toda la tarde montado sobre los elásticos para disfrutar sus bondades. Bastan entre 10 y 30 minutos al día para lograr grandes cambios en tu cuerpo y notar mejoras en tu bienestar.

Te contamos cuáles son los beneficios de saltar en trampolín:

  • Saltar en trampolín mejora el sistema cardiovascular: es un ejercicio aeróbico, lo que llamamos "cardio". Justamente, uno de los beneficios más destacados de rebotar en trampolín es la forma en que fortalece tu corazón, porque lo hace de una manera muy integral: estimula la oxigenación y la reproducción celular, reduce la presión sanguínea, mejora la circulación, etc.
  • Mejora la capacidad aeróbica: saltar en trampolín demanda esfuerzo al sistema respiratorio y aumenta la capacidad para respirar. Todos los órganos se benefician con un incremento de oxígeno en sangre.
  • Ayuda a perder peso: es en un tipo de entrenamiento exigente, de alto consumo de energía, en el que se baila o se mueve mucho. Permite quemar hasta 250 kcal en un cuarto de hora.
  • Aumenta la circulación linfática, estimulando el sistema inmunológico. Esto es porque afecta positivamente el cuerpo a nivel molecular y celular.
  • Saltar en trampolín tiene beneficios psicológicos: es divertido, entretiene, genera endorfinas y, por lo tanto, ayudar a combatir la depresión.

Saltar en trampolín mejora tu salud mental. Ayuda a combatir el estrés porque favorece la distracción y la relajación. Como ejercicio, es un gran aliado para liberar endorfinas y para dormir mejor por la noche.

  • El rebote mejora el equilibrio, la coordinación y la capacidad de respuesta del cerebro al oído interno.
  • Estimula el metabolismo.
  • Rebotar durante más de 20 minutos a una intensidad moderada aumenta el conteo de mitocondrias dentro de las células musculares, esencial para mejorar la resistencia.
  • Promueve el tono muscular: los músculos comenzarán a ganar tonicidad día tras día. Lo notarás rápidamente.
  • Es muy efectivo para personas con agotamiento de las glándulas suprarrenales (fatiga adrenal).
  • Este ejercicio supone un gran trabajo para el núcleo abdominal: y es que cada vez que saltas al aire, tu cuerpo debe moverse y flexionarse para poder descender correctamente, haciendo de esta forma que tu abdomen trabaje de una forma óptima y efectiva.
  • Aumenta la actividad de la médula ósea roja en la producción de células rojas de la sangre.
  • Reduce los niveles de colesterol y triglicéridos elevados.
  • Mejora los procesos de digestión y eliminación.

Leé más: Los beneficios de la cama elástica para todas las edades

Saltar en trampolín: contraindicaciones

Antes de empezar esta actividad es importante hacerte un chequeo médico, que avale tu apto físico. Además, es importante avanzar de manera gradual. Evitar los rebotes intensos y comenzar con diez minutos al día, con los pies descalzos y haciendo rebotes suaves.

Luego, cuando vayas tomando confianza, llegará el momento de soltarse más. Consulta a tu médico si tenés dolores lumbares o problemas de cervicales para que estar seguro que no haya impactos negativos.

Desventajas del trampolín

Saltar sobre una cama elástica puede ser divertido y fácil, pero la carga en el cuerpo es alta, por lo que después de la ocupación se puede producir un fuerte dolor en los músculos, no sólo hacia atrás, sino también los pies, manos y cuello.

Antes de empezar a jugar, hay que tomarse unos minutos para calentar y adaptar el cuerpo a la actividad física que va a realizar. Muchos se preguntan si el trampolín es malo para la espalda y lo cierto es que depende de cada cuerpo y de cómo lo uses. Tomar precauciones y consultar al médico es lo ideal.

¡A saltar! El placer de rebotar en trampolín

Rebotar no solo es divertido sino que además tiene muchísimos beneficios para tu salud y estado de ánimo. Y solo necesitas hacerlo por algunos minutos entre 3 a 4 veces a la semana.

Ya sabes: si tenés poco tiempo para ir al gimnasio y buscás un entrenamiento efectivo a nivel cardiovascular, sumá a tu hogar un trampolín o una cama elástica y tendrá diversión garantizada y muchos beneficios.

Si te gustó la nota, seguí leyendo:

ETIQUETAS:  
magnifiermenu linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram