Cómo conseguir paz interior cuando hay guerra en el mundo

En momentos de tensión a nivel mundial, muchas personas buscan la forma de mantener la paz interior y contagiarla a su entorno. Te contamos algunas alternativas para lograrla.

Todos queremos que el conflicto entre Rusia y Ucrania termine pero no sabemos cómo podemos ayudar. Pensamos que desde nuestro lugar no podemos hacer nada, pero en realidad sí podemos. La clave está en generar un cambio personal, buscar la paz con uno mismo y contagiarla para que las demás personas en tu entorno opten por este estilo de vida.  

¿Te imaginás que se genere una cadena de personas en paz? Seguramente sea tan contagioso este sentimiento que llegará a los grandes gobernantes y verán que es momento de cesar con esta tensión. 

Sabemos que es difícil lograr que todos estemos en paz, pero el cambio empieza por uno mismo. Por eso, te acercamos algunas alternativas que podés poner en práctica de inmediato que te ayudarán a ver las situaciones dolorosas del mundo de otra forma y además contagiar la paz. 

Empezá con lo que tenés a mano

Te recomendamos empezar por sostener la paz en todos los aspectos de tu vida, es decir, en lo que tenés más a mano: tus relaciones cotidianas, tus amigos, tu familia, tu mente y tu espíritu. Empezá por vos antes de querer cambiar al mundo. 

Trabajá en silenciarte y conectarte con tu esencia. Intentá que esto sea tan poderoso que se transforme en algo visible, tangible y contagioso. Esto incluye aprender a respetar las diferencias; a no prejuzgar, ser más amable y compasivo.

Practicá ser optimista y positivo

La mayoría de las personas creen que solo hay dos tipos de experiencias: las positivas y las negativas. Sin embargo, podés adoptar por estar en un estado neutro en momentos difíciles ya que esto te ayudará a alcanzar una actitud positiva más rápido. 

Para eso, cuidá tu vocabulario y comunicación, restrigí el consumo de información y no te llenes de contenidos negativos tanto en las redes sociales como en medios en general. En vez de eso, podés buscar aquellos contenidos que te gusten y te hagan sentir bien. 

Leé: Meditar: una guía para trabajar con tus pensamientos

Relacionate con personas con la misma sintonía

Rodeate de personas que tengan el mismo objetivo que vos. Es mucho más fácil estar en paz si tu entorno también lo está. Podés participar de conferencias y grupos de reflexión; rezar, crear conversaciones valiosas en tu hogar y en el trabajo.

Además, te recomendamos no estar todo el tiempo pensando: ¿Cómo lo que estoy haciendo está parando la guerra? Lo importante es que no traigas la guerra a tu vida pero tampoco que desvíes tu mente del todo.

Buscá ser feliz en vez de tener la razón

Día a día te vas a encontrar con distintas noticias y vas a tener una opinión sobre cada una. También, te vas a encontrar con personas que no compartan tus pensamientos. Ponerse a discutir con estas personas puede ser una alternativa, sin embargo, no es la que te hará feliz. Todo lo contrario, te hará vivir un mal momento.

Por eso, para encontrar la felicidad en vez de tener la razón, te recomendamos trabajar la paciencia y la integridad. Ambas serán la clave para aquellos momentos en los que te encuentres ante una persona que no piensa lo mismo que vos. 

Si te interesó, podés leer:

ETIQUETAS:  
magnifiermenu linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram