Las secuelas más comunes de la variante Ómicron: cuánto tardan en desaparecer

Omicron genera un cuadro más leve pero 8 de cada 10 pacientes presentan al menos un síntoma persistente desde el día 14 hasta las 16 semanas después de la infección.

Apesar de que la etapa más cruda de la variante Ómicron parece haber quedado atrás con los contagios masivos de los últimos meses, se están desarrollando diversos estudios para medir el impacto de las secuelas del Covid-19 en las semanas y meses siguientes a la infección.

Si bien se han registrado una mayor cantidad de casos, el 99% son menos leves y con menor mortalidad. Pero lo que se está observando es que hay quienes padecen la enfermedad y luego siguen sufriendo secuelas por un período más largo que el que dura el cuadro.

Según un estudio, ocho de cada 10 pacientes con COVID presentan al menos un síntoma persistente desde el día 14 hasta las 16 semanas después de la infección aguda

Si hay una incógnita que el Covid-19 siempre despierta y deja, es el hecho de no saber qué pasará con esta enfermedad en el futuro. Tanto a corto plazo, en una posible erradicación o normalización, como a largo plazo, en las secuelas o cambios que puede presentar el organismo, la variante Ómicron ha vuelto a sembrar una gran cantidad de dudas.

secuelas covid omicron

Podés leer: Omicron: el extraño y particular síntoma nocturno

Es por eso que las investigaciones que diariamente tienen lugar en todo el mundo para conocer todo lo posible sobre el coronavirus, también es importante todo aquello que notifica cualquier institución sanitaria en línea con lo explicado por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

De ahí que se puedan conocer los síntomas más comunes que provoca la variante Ómicron, con el fin de saber detectarlo para prevenir de contagios, pero también las secuelas, para no alarmar a un paciente que pasó la enfermedad y saber que puede padecer ciertos casos aún siendo ya negativo.

El cansancio es una de las secuelas de esta nueva variante de coronavirus

Las secuelas más comunes tras el contagio por ómicron

  • Debilidad muscular
  • Fatiga
  • Cansancio
  • Falta de aire
  • Pérdidas de memoria
  • Confusión
  • Asimismo, existen casos de pacientes, aunque representan un porcentaje menor, en quienes los síntomas comunes pueden permanecer durante un largo periodo de tiempo.

Cuántos días pueden tardar en desaparecer las secuelas

Hay quienes tienen secuelas de coronavirus luego de que los hisopados den negativos.

Si bien cada paciente experimenta de diferentes formas las secuelas de Ómicron, algunas de ellas pueden aparecer incluso después de que da negativo el test de PCR. Esto significa que a los diez días desde que se contrajo los síntomas pueden desaparecer, pero la realidad es que también hay casos donde las secuelas aparecen pasadas unas semanas.

secuelas covid 19

Te puede interesar: Dinamarca asegura en dos meses termina la pandemia: por qué es el modelo a mirar

Algo similar ocurre con la desaparición de las secuelas. Sin embargo, por lo general no tardan en devolver al organismo humano a sus condiciones habituales más de una semana. Hay casos donde la fatiga o debilidad muscular se puede experimentar incluso durante meses, para lo que se recomienda reposo y seguir las indicaciones de los médicos.

Secuelas del Covid más frecuentes según Nature

Tan recurrentes han sido las secuelas del Covid-19 que un grupo de científicos investigó el tema en detalle. Según un artículo publicado en Nature, que analizó casi 19.000 estudios, hay 55 efectos persistentes después de haber contraído la infección.

Los datos fueron extraídos de los historiales de 47.910 personas de entre 17 y 87 años que participaron en 15 estudios que habían evaluado síntomas a largo plazo. Cada estudio tenía un mínimo de 100 pacientes

Entre los efectos prolongados más comúnmente identificados, se encuentran la fatiga (58%), dolor de cabeza (44%), trastorno por déficit de atención (27%), caída del cabello (25%), disnea (24%) o anosmia (24%).

Leer más: Señales de que el COVID.19 está atacando tus pulmones

Otros síntomas persistentes fueron pulmonares (tos, opresión torácica, disminución de la capacidad de difusión pulmonar, apnea del sueño, fibrosis pulmonar), cardiovascular (arritmias, miocarditis), neurológica o psiquiátrica (pérdida de memoria, depresión, ansiedad, trastornos del sueño).

La caída del cabello se encuentra en el 25% de los casos después de la covid-19 y podría considerarse como un efluvio telógeno, definido como la caída difusa del cabello después de un factor estresante importante o una infección sistémica por coronavirus.

Es causada por transiciones foliculares prematuras de la fase de crecimiento activo a la fase de reposo, dura aproximadamente 3 meses, y puede desencadenar en una angustia emocional y otras enfermedades neurológicas.

Podés ver: ¿Alergia, resfrío o COVID-19?

En cuanto a la pérdida del gusto u olfato, se sabe que es transitoria durante la fase aguda de la COVID-19, pero también es cierto que los registros indican que puede ser persistente en aproximadamente un 20 % de los casos y durar hasta al menos 4 meses.

"La neuroinvasión del SARS-CoV-2 puede afectar al cerebro y dejar secuelas a nivel neurológico. Además de la entrada directa del coronavirus en el sistema nervioso, ya sea por vía del nervio olfatorio, o por su circulación en el sistema sanguíneo, existen otros problemas neurológicos que surgen por la inflamación e hipercoagulación que se produce en el desarrollo de esta enfermedad", detalla el artículo publicado en The Conversation.

Continuar leyendo:

ETIQUETAS:  
magnifiermenu linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram